Tips de finanzas personales saludables.

Hace unas semanas me pidieron que escribiera un articulo sobre “cómo comenzar una buena administración personal”. La realidad es que yo no soy experta en finanzas pero sí me gustaría compartir contigo algunos tips que me han funcionado.

Primero lo primero. Desde mi punto de vista, lo primero que tenemos que hacer para comenzar un cambio positivo en nuestras finanzas personales, es tomar conciencia sobre nuestras creencias en torno al dinero. Ya que lo que nos decimos sobre el “dinero” es la forma en la que nos estamos relacionando con este recurso. Es decir, lo que pensamos sobre el papel moneda, las personas que tienen mucho o poco, la forma en la que se obtiene o los beneficios que creemos que nos otorga marcarán su gozo o su pesar en nuestro día a día. Si estás interesada en cuestionar estas creencias, que impiden que el dinero fluya de forma natural en tu vida no dudes en escribirme y agendar una sesión personalizada para ello.

Vivir en gratitud te ayudará a crear abundancia en tu vida. Junto con mis coachees, durante las sesiones personales, dedicamos un tiempo a trabajar la actitud de abundancia. La razón es simple, si no tomamos un momento para agradecer lo que tenemos hoy ¿lo haremos mañana? Agradecer es la mejor forma de salir del circulo vicioso de nunca estar 100% satisfechas con lo que tenemos en el momento presente.

Seguro conoces a algún experto en finanzas. Nunca está de más pedir ayuda, “sólo sabemos lo que sabemos” e informarnos es la mejor manera de entender y así lograr gestionar nuestras finanzas de una forma más sencilla.

Haz uso de la tecnología. Descarga aplicaciones gratuitas que te ayuden a gestionar tus gastos. Descubrir esto, para mi, fue maravilloso ya que me ayudó a crear conciencia sobre los famosos “gastos hormiga”, corté aquellos que eran realmente innecesarios y eliminé la ansiedad que me causaba no saber a dónde se estaba yendo el dinero. Aquí te dejo un link que te muestra varias aplicaciones para organizar tus finanzas personales con la intención de que tú elijas la que mejor funcione para ti.

Crea un presupuesto. Así como buscamos tener una vida balanceada es importante balancear nuestro dinero. Lo que yo hago es dividir mis gastos en las siguientes áreas: necesidades (renta, despensa, gasolina, etc), deseos ( convivir y compartir con otros, ropa, productos de belleza, libros, etc) y ahorro (viajar, colchónsito por cualquier cosa, etc) y a cada categoría le pongo un porcentaje. Esto sirve mucho para no dejar pasar el siguiente tip.

No olvides invertir en tu bienestar. Analiza tus gastos y si es necesario corta con los que no son indispensables pero ¡ojo! no dejes de invertir en aquellas actividades que te hagan feliz. Quizá no sea el mejor momento para irte un restaurante de lujo con tus amigas pero ¿por qué no hacer un picnic donde cada una lleve algo para compartir? ¡Seguro gozarás de una mejor vista! O puedes juntarte a ver películas en compañía en vez de salir al cine, hacer ejercicio en el parque o regalarte una noche de spa casero con productos naturales. El chiste es ser creativas y no caer en el juego del “no puedo”.



Mi deseo para ti es que administrar tu dinero de manera inteligente te ayude, no sólo, a comprar cosas sino a ser consciente de lo que inviertes en ti misma, en tu bienestar y el de tus allegados así como a liberarte de creencias que ponen tu felicidad en manos de este recurso.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo