Calle Victoria No. 1705 Col. Providencia 4ta. Sección C.P.44630. Guadalajara, Jalisco. México. 
escribeme@aninawalder.com  |  Tel: 333-129-26-52

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon
DÉJAME UN MENSAJE POR AQUÍ, LO REVISO DIARIAMENTE
  • Anina Walder

Qué hacer cuando no sabes qué hacer.

¿Te sientes bloqueada, estancada o confundida frente a una situación?, ¿No sabes qué rumbo tomar?, ¿Por más que le das vueltas al problema no sabes qué hacer? o ¿Estás a punto de tomar una decisión y te enfrentas al temible “no sé”?


Estar en esta encrucijada es bastante más común de lo que tú crees, pero, la mayoría de las veces igual de frustrante como seguramente la estás viviendo ahora. Y es que si aún no hemos hecho las paces con nuestra querida incertidumbre y además nos asusta pensar que no sabemos lo que queremos; por ende, creemos que ni siquiera nos conocemos a nosotras mismas... ¿Puedes ver que, entonces, es completamente lógico que acabemos jalándonos los pelos a media madrugada, mordiendonos las uñas o acabándonos los lápices de la oficina intentando descubrir nuestra respuesta?



Así que tranquila querida, no estás sola, nada está mal contigo y por supuesto que no eres un bicho raro por no saber qué hacer. La experiencia con mis clientas me dice que, lo único que sucede es que no te estás escuchando, te estás presionando. Y entonces ¿qué te recomiendo?


1.Tómate un tiempo para ti. Prepárate un largo baño, sal a caminar al parque, siéntate a leer, reserva un día de Spa, ve de viaje sola o haz cualquier actividad que te ayude a descansar y te permita reflexionar sobre el camino recorrido.

2. Escribe. Una hoja en blanco se puede convertir en la llave para abrirte a tu mundo interior.

3. Deja de compararte. ¿Te da la impresión de que a tu alrededor lo tienen todo resuelto?

4.No le tengas miedo a mostrarte vulnerable.

Es normal tener periodos de menor claridad, preguntale a quien admires y verás que algún día ellos también recorrieron el camino por que el que hoy tú caminas.

5. Enfoca en lo que es importante para ti. La única constante es el cambio, y ojo, esto también aplica con lo que antes era y quizá ya no es importante para ti. Toma un momento para preguntarte y traer a tu mente lo que hoy no puede faltar en tu vida.

6. Conecta. Abre tu corazón y tus sentidos. Descubre cuánta inspiración y sabiduría guardan las personas y tu entorno para ti.

7.Confía. Deja que la presión de tener que avanzar a un ritmo determinado se desvanezca y regálate la oportunidad de escuchar los nuevos pensamientos que aparecen.

Espero que estas recomendaciones te ayuden a escuchar la voz que está dentro de ti y que, estoy segura, ya tiene la respuesta que tanto has estado esperando. Recuerda: ¡Tú eres la experta de tu vida!