¿Qué significa para ti la maternidad?


Aprovechando que se acerca el Día de la Madre no podía perderme la oportunidad de compartirte una reflexión sobre la maternidad. Si ya eres madre, quieres o no quieres serlo te invito a leer estas palabras que, con amor, hoy dejo para ti. La intención más profunda es invitarte a llevar a la superficie aquello que para ti significa la maternidad y que en esa introspección reconozcas cómo es que esto está operando para crear tu realidad.



¿Qué es un concepto? Bueno, por definición de diccionario un concepto es la “representación mental de un objeto, hecho, cualidad, situación, etc.” Estos se van formando época con época basándose, principalmente, en las necesidades ideológicas que presenta cada sociedad y tienen como efecto la construcción de una “realidad” cultural. Sin embargo, el hecho de que algo sea social o moralmente avalado no significa que tenga que ser tu realidad. Y…¿qué tiene que ver esto con la maternidad? Al igual que la “pareja” o la “amistad”, la “maternidad” también es un concepto y por lo tanto existen un montón de creencias que giran en torno a ella. Desde las aprendidas que han pasado de generación en generación otorgándole un valor al “ser madre” hasta las que tú misma has construido para ti en el ejercicio cotidiano de interpretar tu mundo.

A modo de ejemplo, acá te dejo una lista de algunas creencias con las que me he encontrado últimamente, una perspectiva en la que operan y un pedacito de mí, en forma de reflexión.

  • “La maternidad es una parte inherente del ser mujer” Entonces ¿sólo por “ser mujer” tengo que tener hijos? Estresante, ¿cierto? Es por esto que hoy veo la maternidad como una decisión personal que no tiene nada que ver con el hecho de haber nacido mujer.

  • “La maternidad surge por el hecho biológico de ser madre” Entonces si biológicamente no puedo tener hijos ¿no puedo ser madre? ¡Triste! ¿qué hay de la adopción? Aún no soy madre, pero no me limito a ver la maternidad como sólo concebir a un bebé dentro de mi vientre.

  • “Hasta que una mujer es madre se siente completa” La verdad es que esta creencia me resonó mucho durante años al igual que “la media naranja o la otra mitad”. Con esto no sólo le entregaba a mis parejas mi felicidad sino prácticamente los deshumanizába, los veía como objetos que me brindaban una satisfacción. Hoy, a través del mi proceso personal, he logrado verme a mí misma como un ser pleno y feliz que al no esperar ser completado por alguien más se vive completa y sin límites.

  • “Ser madre es un acto de confianza de parte de Dios” ¿Entonces si no puedo tener hijos significa que dios no confía en mí? ¡Claro que no! Yo no me imagino un Dios, desde el cielo, diciendo en ti confío ahí te va un niña y en ti…mmm….chin como que no. Ese Dios, Universo o como tú lo llames es amor y co-crea contigo.

  • “Todas las mujeres nacen para ser madres” o “es el mayor logro de una mujer” Y si una mujer no desea ser madre ¿entonces no debió haber nacido?, ¿no tiene logros? ¡Qué coraje! Mi realidad es que para lo único que nacimos, seamos hombres o mujeres, es para vivir y eso me hace sentir mucha paz.

  • “Sin pareja no se puede tener hijos” ¿entonces sólo me caso y pretendo amar a alguien para que me los de? porque “los hijos de madres solteras son problemáticos”. La suma de estas dos creencias puede ser muy estresante. No sólo por que te lleva, como te comenté anteriormente, a utilizar a un ser humano como un objeto para tu bienestar sino que te cierra a ver más posibilidades, una que se me ocurre: criar a un hijo por tu cuenta.

  • “Si una mujer no tiene instinto maternal tiene un problema” La antropóloga Nancy Scheper-Hughes afirma que el instinto maternal en realidad no existe, así que si no lo tienes no te preocupes, ocúpate en buscar información ¡investigar es liberador!

  • “Una madre que no sale a trabajar es mejor que una madre que si lo hace” ¿Entonces para ser “buena madre” tengo que quedarme 24/7 con mis hijos? Aprovecho este apartado para agradecer a mi madre, quien trabajó mucho pero también estuvo ahí para apoyarme, apapacharme y enseñarme ¡Gracias mami y feliz día!

Al identificarnos con los conceptos construimos nuestra realidad y si estos no son verdaderos para nosotros nos producen sentimientos de culpa, ansiedad, estrés, tristeza, enojo, etc. Si alguna vez has sentido esto con respecto a la maternidad te invito a preguntarte ¿para mí qué significa ser madre? Ponlo en papel y toma un tiempo para cuestionar tus pensamientos.

La liberación comienza cuando tomamos conciencia y entendemos que no son las circunstancias que vivimos las que incomodan sino el juicio que hacemos de ellas.

Recuerda que tus creencias crean tu vida y tú las creas a ellas, una gran responsabilidad que te convierte en: ¡la creadora de tu vida!

Entonces…¿puedes ver que ninguna creencia es 100% real? Cuestionarlas te ayuda a generar unas nuevas que te permiten ver los conceptos, en este caso “la maternidad” desde una perspectiva saludable. Si deseas cuestionar tus creencias en una sesión de terapia personalizada y hagámoslo juntas.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
DÉJAME UN MENSAJE POR AQUÍ, LO REVISO DIARIAMENTE

Valparaíso 2577 Providencia 3a sección. 
C.P.44630. Guadalajara, Jalisco. México. 
escribeme@aninawalder.com  |  Tel: 333-129-26-52

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon