• Anina Walder

5 hábitos de paz

Ayer en el artículo “Cómo mantener la paz en tiempos de crisis” platicamos sobre cómo cada una de nosotras, no importa la gravedad de la situación en la que nos encontremos, tenemos la capacidad de elegir vivirla desde nuestro “contexto de maestría”, es decir desde nuestra paz.

¿Cómo? Tomando responsabilidad. Y aquí quiero tomar un momento para que juntas entendamos que responsabilidad no tiene nada que ver con culpabilidad. Ser responsable no quiere decir que te asumas a ti misma como la absoluta creadora de dicho malestar, situación o percance. Ser responsable, entendiendo “responsa-habilidad” como habilidad para responder, es darte cuenta que es a ti a quien le toca aprender cómo regresar a su paz cuando lo necesite.


Es por esto que en el artículo de hoy te he querido compartir, con mucho amor, 5 hábitos para atraer la paz a tu vida diaria.


  1. Respira: La respiración está íntimamente ligada con nuestras emociones. Cuando tenemos miedo sentimos como que nos quedamos sin aire, en cambio, cuando estamos ansiosas nuestra respiración se vuelve rápida y poco profunda; cuando estamos estresadas se entrecorta y en la tristeza predominan los suspiros. Como le digo a mis pacientes “cuando no respiramos, tampoco pensamos”. Así que cuando te sientas fuera de tu “contexto de maestría” te invito a tomar un momento para respirar lenta y profundamente y repite hasta que logres centrar tu atención en tu respiración. Al conectar con tu respiración te desconectarás de lo que está sucediendo, te enfocarás en el aquí y en el ahora y regresarás a tu paz.

  2. Toma distancia: Cuando nos encontramos en medio de una situación que nos genera tensión, estrés, ansiedad, angustia o enojo es 100% amoroso, para contigo y para aquellos que te rodean como, por ejemplo: tus hijos o tu pareja, tomar una pausa, alejarte unos minutos y regresar cuando te sientas más tranquila y con voluntad de participar una solución.

  3. Perdona: Todos hacemos lo mejor que podemos con lo que tenemos a cada momento y recuerda: nadie está en tu contra. El perdón disuelve los obstáculos y llena de posibilidades tu corazón así que perdona y perdónate.

  4. Ejercita tu paciencia: Nuestra paciencia nace de la fe de creer que estamos siendo sostenidas, cuidadas y amadas por algo mucho más grande que nosotras mismas. Cuando lo vemos de esta manera nada “malo” puede estar pasando y todo aquello que sucede contiene en sí mismo una enseñanza, que quizá por el momento se encuentre oculta, pero con el tiempo te aseguro que sabrás el “para que” de lo sucedido.

  5. Enfócate: En lo que te da paz, en lo que te trae bienestar, en lo que sí tienes, en lo que sí eres, en lo que sí puedes hacer, en tus logros, en tus sueños, en tus metas.

Mi más profundo deseo es que estas herramientas que hoy comparto contigo puedan acompañarte en estos momentos tan complejos por los que estamos pasando ahora.

Así que te invito a llevarlas a la práctica y una vez que lo hagas compártenos en los comentarios ¿cuál fue la que más te funcionó?

DÉJAME UN MENSAJE POR AQUÍ, LO REVISO DIARIAMENTE

Valparaíso 2577 Providencia 3a sección. 
C.P.44630. Guadalajara, Jalisco. México. 
escribeme@aninawalder.com  |  Tel: 333-129-26-52

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Twitter Icon